Las 7 principales tendencias de experiencia y servicio al cliente para 2023

El panorama de la CX y el servicio al cliente continúa evolucionando a un ritmo rápido. Según informes de líderes del mercado como Salesforce, el 80% de los usuarios considera que la experiencia que brinda una empresa es tan importante como sus productos y servicios. Además, el 66% de los clientes espera que las organizaciones comprendan sus necesidades y acciones.

Para mantenerse a la vanguardia en el panorama competitivo actual, especialmente frente a las condiciones económicas fluctuantes, las empresas deben adelantarse a las expectativas de los consumidores. Una visión clara de las tendencias de CX por parte de las empresas podría ser la clave para destacarse de la competencia en el nuevo año.

Las 7 principales tendencias de experiencia y servicio al cliente para 2023

1) Armonía entre humanos y automatización

A medida que la demanda de los clientes continúa aumentando y el proceso de servicio se vuelve más complejo, las empresas confían más en su fuerza laboral humana para obtener resultados excepcionales. La automatización se ha convertido en una de las herramientas más importantes para el panorama de eficiencia empresarial y la CX. De hecho, Gartner predice que la automatización será una de las tendencias más importantes a observar en el futuro.

La introducción de elementos automatizados en el panorama del servicio al cliente puede ayudar a las empresas de muchas maneras. Con la automatización, éstas pueden recopilar rápidamente datos de la experiencia del cliente e implementarlos en el sistema CRM. También pueden usar bots para crear customer journeys automatizados y proporcionar a los agentes acceso instantáneo a información.

Sin embargo, para tener un verdadero éxito en 2023, las empresas también han de lograr el equilibrio adecuado entre la automatización y los humanos. Si bien muchos aspectos del viaje del cliente se pueden automatizar, otros han de conservar elementos como la empatía y la creatividad.

2) Hiperpersonalización

Junto con la velocidad y la simplicidad, las experiencias personalizadas se encuentran entre los factores de decisión más importantes para los clientes al elegir con qué empresa hacer negocios. Vivimos en un mundo donde las organizaciones tienen acceso infinito a datos y herramientas de Inteligencia Artificial (IA) para ayudar a identificar patrones y tendencias. Como resultado, los clientes esperan que su viaje sea único para ellos.

En el futuro, es probable que las empresas que más inviertan en estrategias personalizadas superen a sus competidores. Según un estudio, las empresas pueden aumentar los ingresos en un 15% con sólo implementar elementos de personalización.

La automatización será un factor importante para llevar la personalización al frente de la CX, ya que ayudará a capturar datos valiosos y garantizará que los agentes tengan acceso a esta información cuando interactúen con los clientes.

3) Evoluciones en autoservicio

La demanda de autoservicio ha ido en aumento en el panorama de CX durante algún tiempo. Los consumidores se han vuelto más ingeniosos y autosuficientes, especialmente con el acceso a herramientas y bots basados en Internet. Las soluciones de autoservicio adecuadas pueden marcar una gran diferencia para llenar los vacíos en el entorno de CX actual.

Actualmente, el 67% de los clientes afirman que prefieren las opciones de autoservicio para hablar con un representante de la marca. Sin embargo, no es suficiente simplemente usar chatbots y agentes virtuales para manejar conversaciones. Las empresas han de asegurarse de que las herramientas disponibles para el autoservicio sean lo más inteligentes y contextuales posible.

Es probable que los chatbots de preguntas y respuestas se conviertan en una cosa del pasado en un futuro muy cercano, ya que los usuarios buscan herramientas más inteligentes que los ayuden a diagnosticar, solucionar y resolver sus necesidades. Las empresas deberán invertir más en conceptos como IA, aprendizaje automático (ML), automatización del flujo de trabajo y análisis conversacional.

4) Auge de la atención proactiva y predictiva

Los clientes de hoy no sólo quieren respuestas rápidas a sus consultas, quieren que las empresas predigan activamente lo que sucederá. Según Gartner, para 2025, las soluciones proactivas de servicio y alcance del cliente superarán a las estrategias reactivas.

Las empresas deben aprovechar al máximo la IA y el análisis para asegurarse de estar preparadas para este cambio hacia una mentalidad proactiva y predictiva. Las herramientas de recopilación de datos históricos de clientes pueden facilitar la identificación de tendencias que pueden ayudar a las organizaciones a predecir cuándo pueden surgir problemas potenciales o picos en la demanda de un negocio.

Al mismo tiempo, será importante usar herramientas de monitoreo proactivo y conocimientos en tiempo real para ayudar a las empresas a reaccionar a los problemas a medida que surjan. Con acceso a Inteligencia Artificial y aprendizaje automático, las empresas deberían poder identificarlos mejor antes de que ocurran y minimizarlos para los clientes en los próximos años.

5) Crecimiento de la experiencia total

Pasar a una nueva era de experiencia del cliente requiere que las empresas piensen más allá de la estrategia CX. En los últimos años, se ha comenzado a descubrir que varios factores contribuyen al éxito de una empresa y su relación con los clientes. Por ejemplo, la experiencia y el compromiso de los empleados tiene un impacto directo en la satisfacción de los clientes.

Gartner predice que el nuevo enfoque para las empresas en el futuro estará en “TX” o “Experiencia total”, lo que significa que cada parte del customer journey se considerará de manera integral. Los líderes empresariales deberán considerar cómo varios factores, como la experiencia comercial, del usuario y del empleado, afectan al resultado final para el cliente.

En el futuro, es probable que más empresas inviertan en herramientas innovadoras para apoyar e involucrar a los empleados. Esto será especialmente importante en la nueva era del trabajo híbrido y remoto, donde éstos están distribuidos por todo el mundo.

6) Creciente enfoque en la privacidad y la seguridad

Si bien los clientes están dispuestos a compartir su información con las empresas a cambio de una experiencia personalizada, también quieren saber que sus datos están protegidos. A partir de 2023, las organizaciones deberán esforzarse más para demostrar que almacenan y utilizan los datos de manera eficiente, segura y correcta.

A medida que las políticas de privacidad de datos y las regulaciones gubernamentales evolucionan en todo el mundo, las empresas deberán tomar medidas adicionales para proteger su negocio y su red. De esta manera, pueden ganarse mejor la confianza y el respeto de los clientes si pueden demostrar lo que están haciendo para mantener sus datos lo más seguros posible.

En el futuro, todos los aspectos del panorama de CX se implementarán con un alto nivel de control de acceso, seguridad y políticas de privacidad.

7) Experiencias conectadas y omnicanal

Según una investigación, alrededor del 69% de los clientes quieren una experiencia uniforme con una empresa en todos los canales físicos y digitales. Los usuarios de hoy quieren poder moverse sin esfuerzo de un canal a otro, sin tener que repetir la información aunque interactúen con diferentes agentes. Esto requiere que las empresas creen entornos más conectados para gestionar el servicio al cliente.

A medida que avanzamos hacia 2023, es probable que los canales que las organizaciones necesitan para conectarse evolucionen aún más. Ya estamos viendo que el vídeo se convierte en un canal de servicio común junto con la mensajería y la voz. La aparición de la Realidad Extendida (XR, en sus siglas en inglés) tiene varios beneficios potenciales: puede hacer que los equipos sean más productivos y respaldar la colaboración remota; abre la puerta a nuevas experiencias, como vacaciones digitales y simulaciones de formación, y fideliza a los clientes.

Mirando hacia el 2023

Las tendencias de CX evolucionan constantemente a medida que cambian las expectativas de los clientes. Ahora más que nunca, los usuarios tienen diferentes niveles de confianza cuando se trata de interactuar con las empresas. Para sentirse seguros en sus interacciones y transacciones, deben asegurarse de que las organizaciones con las que trabajan estén dispuestas a poner la CX y el servicio en primer lugar.

Desarrollar una estrategia sólida de experiencia del cliente en 2023 requerirá que las empresas estén al tanto de las expectativas del cliente mientras aprovechan las oportunidades tecnológicas emergentes.

¿QUIERES SABER MÁS?

CONTÁCTANOS